Ikegami Honmonji
Último lugar en el camino espiritual de Nichiren Shonin

Orígenes

Nichiren Shonin fundó el templo Honmonji (una de las designaciones oficiales o Sango, es Choeian que significa “montaña siempre florecida”) justo antes de su muerte en octubre de 1282 a petición de Ikegami Munenaka, un acaudalado señor feudal y fiel seguidor. Ikegami Munenaka proporcionó 69.384 tsubos de tierra (21 hectáreas). Este número se corresponde con la cantidad de caracteres chinos en el Sutra del loto.

El 15 de abril de 1945, el templo estuvo bajo un fuerte bombardeo, que provocó la destrucción de todas las estructuras, excepto la puerta principal, la pagoda de cinco pisos, el Kyozo (repositorio de las escrituras budistas) y el Tahoto (estupa). El templo fue completamente reconstruido gracias a contribuciones de los seguidores de todo el país.

El templo en la actualidad

Al subir las escaleras del frente y caminar alrededor de Niomon (una puerta con dos deidades guardianes), los visitantes llegan al Soshi-do (Salón del fundador) donde se consagra una estatua de Nichiren Shonin. Esta estatua fue encargada por sus discípulos en el séptimo aniversario de su muerte.

Detrás de Soshi-do, encontramos el Honden (Salón principal), donde se consagra al buda Shakyamuni y a los cuatro Bodhisattvas.

Detrás del Honden se encuentra el Gobyo-sho (Mausoleo) octogonal, que se construyó en ocasión del aniversario 700 de la muerte de Nichiren Shonin. Aquí es donde alguna de las cenizas de Nichiren Shonin se encuentran consagradas. Está construido completamente de cipreses japoneses.

La pagoda de cinco pisos se construyó en 1608. Se encuentra justo fuera de la puerta Niomon a la derecha. Está a 29,4 metros de alto y tiene una viga octagonal con un diámetro de 41 centímetros desde el segundo piso hasta la parte superior para equilibrar la estructura. Está construida para soportar un terremoto de magnitud siete y es la pagoda de cinco pisos más antigua de Tokio.

NEXT